sábado, 20 de octubre de 2007

Volver a la normalidad

O intentarlo, al menos.
Aunque ahora hay una especie de brecha temporal, una línea, un punto, en el espacio-tiempo, que marca un antes y un después, donde quedan cosas que ya no volverán a su antiguo estado de normalidad. Hemos vuelto a casa, pero todos hemos vuelto con alguna secuela, algunas físicas y, otras, anímicas. Éstas últimas son más temibles que las primeras, por sutiles, subterráneas, profundas y difíciles de cicatrizar. Son más importantes que los kilos que nos hemos dejado por el camino, que los músculos débiles y con poca fuerza que necesitan tanta ayuda, que las canas que no sabes si ya estaban ahí y no te habías dado nunca cuenta de su presencia.
De repente les miré y les ví mayores.
De repente me dí cuenta de la fragilidad de la normalidad.

5 comentarios:

aurich dijo...

hola preciosa, no sé qué habrá pasado, pero me alegro de que ya se haya "solucionado" (eso se entiende al menos del post).

Un besote, y si necesitas algo, aquí estoy.

La nuit dijo...

A veces es como si el tiempo se detuviera, entonces miramos a nuestro alrededor y es cuando nos damos cuenta realmente de todos los cambios que se han producido. En esos momentos la realidad "conocida" se desmorona y hemos de reconstruirla, readaptarla al momento presente... Es complicado, pero no estás sola. No sé lo que ha pasado exáctamente y siento no haber estado ahí si necesitabas una amiga... Quizás ya no sirva de mucho pero, para cualquier cosa, quiero que sepas que puedes contar conmigo.
Un beso muy fuerte, cielo.

Anónimo dijo...

me gustaria poder cmpartir mas cosas contigo.q m cntaras mas cosas d lo q sientes y piensas...Y saber mas cosas d tus sentimientos.a veces m entero mas leyendo esto q escribes aki...yo siempre estoy ahi para lo q necesites ya lo sabes.gema

Anónimo dijo...

no t enfades amor no es cn mala intencion ...gema. q yo te kiero muxo.gema

Asunsao dijo...

Muchas gracias por el apoyo chicas! más majas que sois, ains... je.

Ay gemita gemita...