martes, 9 de septiembre de 2008

Los robots no tienen género

El otro día estaba viendo en el cine la película "WALL-E" y oye, que una ya no puede ver una inocente película de dibujos sin que se le desparramen las neuronas por otros derroteros.

Wall-e es un robot de limpieza que desarrolla la capacidad de emocionarse y enamorarse a base de ver películas humanas, y se enamora de otro robot.

La película es buena y muy tierna, con su crítica social y todo, pero mientras la estaba viendo me preguntaba por qué Walle tiene que parecer el chico y el otro robot, Eva, tiene que parecer la chica. Si son robots cuya única función es cumplir unas tareas concretas y mecánicas, ¿por qué tienen que estar definidos en un determinado género, si no lo necesitan?
Porque se enamoran, claro...

Ahí está Walle con su nombre masculino y sus formas rectas, que se queda prendado de Eva, de nombre femenino, formas redondeadas, gracilidad de movimientos y una voz claramente femenina.

Y si seguimos viendo la peli veremos otros esquemas de género necesarios para que todo encaje con "normalidad": el robot-comandante de la nave Axiom tiene voz masculina, los robots-policía son cuadrados y con voz masculina y los robots que peinan y maquillan a los humanos tienen voz femenina ¡e incluso son rosas!.

Que sí, que es una peli de dibujos, que es para niñ@s... que es para niñ@s... y yo me pregunto si estos esquemas no reconfortan infinitamente más a los adultos que a l@s niñ@s, cuya visión de las cosas sí es inocente y lo impregna todo de naturalidad, pues no creo que l@s pequeñ@s que vean la película salgan del cine preguntándose si Walle es gay (o lesbiana), ya que parece ser que esos retorcidos sectores ultraconservadores norteamericanos ya le han "acusado" de ser gay.

De verdad, qué difícil es ver una película de dibujos...

5 comentarios:

Pantagruel dijo...

Asunsao, he visto que coincidimos en considerar "Las corrupciones" como libro favorito. Te refieres a la misma novela que yo, o sea, a la de Torbado? Hace mucho que la leiste?

Disculpa mi comentario off-topic.

Asunsao dijo...

Sí! hablamos del mismo libro.
Llegó a mis manos cuando tenía 14 ó 15 años, rebuscando entre libros viejos de mi madre abandonados en casa de mi abuela, así que hace más de 10 años que lo leí por primera vez y me impresionó bastante.
Me lo quedé y todavía tengo ese mismo libro, que tiene más años que yo (en el dorso pone que le costó 75pts a mi madre), completamente amarillo y cayéndose a cachos... ¡un pequeño tesoro!

Pantagruel dijo...

Yo la lei en una edición del Círculo de Lectores, al que un tío mío estaba subscrito. La verdad es que no sé si hoy -tantos años después- podría apreciarla o incluso tolerarla. Igual un día de estos intento rescatarla.

Rubén dijo...

Es cierto lo que dices, aun así, también puede ser porque buscan una mayor identificación de espectador-robot, y por eso para humanizarlos se fijan en características generales de su público (generales no unánimes!). Puede ser por eso, no obstante, estaría muy bien doblar la peli y ponerle voces masculinas a las que peinan y van de rosa y femeninas al resto... y que se enamoren igualmente.. o también poner dos voces femeninas/masculinas solamente.

Gran blog, me gusta, muy mmmmmmmmm, a su aire...ah, y me encantan las fotografías de Salamanca y la del banco.. son tuyas?

Asunsao dijo...

Efectivamente, tienen que buscar la identificación para conectar con el mayor público posible, por eso tienen que reproducir esquemas y roles, pero... ¿y lo que molaría que los rompieran? (y los rompiéramos, de paso).

Pues me alegro que te guste el blog y sí, es muy a su aire, hehe.
Lo de Salamanca no, pero la foto del banco sí es mía (supongo que te refieres a la foto de Brujas)

Saludos!